CAPÍTULO 131 - ¿SER YO O SER QUIEN EL OTRO QUIERE QUE SEA?

Cada persona tiene su propio modo de pensar para interpretar el mundo que le rodea y tratar de manejarse en él, del mejor modo posible. Generalmente, todos buscamos sentirnos bien con nosotros mismos y los demás y lograr las metas y objetivos que nos proponemos en nuestras vidas.

Moderadores: biomana, Panoramix

Responder
User avatar
Francisco de Sales
Habitual
Habitual
Mensajes: 286
Registrado: Mar May 15, 2012 6:19 pm

CAPÍTULO 131 - ¿SER YO O SER QUIEN EL OTRO QUIERE QUE SEA?

  • Citar

Mensaje por Francisco de Sales »

CAPÍTULO 131 - ¿SER YO O SER QUIEN EL OTRO QUIERE QUE SEA?
-CUANDO LA PAREJA ESTÁ DESCOMPENSADA-

Este es el capítulo 131 de un total de 200 –que se irán publicando-  que forman parte del libro RELACIONES DE PAREJA: TODO LO QUE NO NOS HAN ENSEÑADO Y CONVIENE SABER


Algunas personas tienen tan mal concepto de sí mismas que piensan que si se muestran en la relación tal como son, no van a gustar al otro.

Así que se inventan un personaje que va reuniendo todas la cualidades que le gustan al otro, un personaje que se comporta como el otro desea, que no se opone a lo que el otro dice, que va convirtiéndose en una persona sumisa y sin personalidad, que no muestra quién es en realidad, porque.. por supuesto… si se muestra tal como es realmente… el otro se va a dar cuenta de lo poco que vale y la va a dejar…

Este es un pensamiento funesto, muy nocivo, que bulle en la mente de muchas personas faltas de autoestima o con una tendencia a la dependencia.

A quien no haya pasado por esta experiencia le costará entender la situación de quien sí lo ha hecho. Le sorprenderá que haya personas así. Pero hay personas que son así. Mejor dicho: que están siendo así.

Si una persona se inventa un personaje para agradar al otro, que valore bien que eso requiere un esfuerzo extraordinario, porque vivir una personalidad ajena y una vida falsa requieren una atención constante a fingir, a engañar, a renunciar a su propia esencia y naturaleza.

Que valore también que en muchas ocasiones se le van a aparecer preguntas exigiendo respuesta y conviene no obviarlas, porque atenderlas y responderlas pueden ser lo mejor que uno haga por sí mismo. Uno va a escuchar una voz que le nace en las entrañas diciendo: “¿Quién soy yo?”, “¿Quién soy yo realmente?” Después la voz irá tornándose más paternal pero inquisidora: “¿Por qué no soy yo  mismo?”. Y quien escuche esas preguntas –y es muy interesante escucharlas- será mejor que tenga una respuesta veraz y satisfactoria por su propio bienestar. Y que recuerde que uno jamás debe engañarse a sí mismo porque eso es de una ruindad imperdonable.

¿POR QUÉ NO ESTOY SIENDO YO MISMO?
¿POR QUÉ NO ESTOY SIENDO YO MISMA?

En algún momento estas personas se van a bajar de la nube rosa del enamoramiento, del cuento que se han inventado, de la mentira que se cuentan para sobrevivir, y se van a dar cuenta del papel ficticio que están representando y, si son sinceras, comprenderán que es mejor llevarse bien consigo mismas que llevarse bien con el otro. Y que sí es posible hacer también ambas cosas, pero eso solamente se consigue si uno se lleva bien consigo mismo y es él mismo en la relación.

Es interesante revisar cuáles son los motivos reales que empujan a uno a dejar de ser él mismo para ser el autómata o el sirviente que el otro desea. Tanto si es un asunto de abandono en su infancia, como si es una desesperación por no soportar la soledad, o si es un problema de autoestima muy baja, para todos los casos hay una solución o un arreglo, y para ello hay profesionales capacitados que pueden orientar. Es preferible evitar eso de tener que renunciar a ser uno mismo.

Además –y en esto conviene ser muy honrados y no autoengañarse- si el otro se ha enamorado de ese personaje ideal –pero irreal- que ha creado en su imaginación con su deseo y que “exige” que uno sea, no se ha enamorado de uno, no le ama a uno: ama al personaje. Y uno no es el personaje.

SUGERENCIAS PARA ESTE CASO:

- No es recomendable renunciar a ser uno mismo, eso puede crear una desorientación interna y mental en la que uno ya no sepa ni quién es.
- Está bien modificar algunas conductas personales siempre que sea por decisión propia y no por imposición.
- El otro miembro de la pareja se ha de enamorar de uno tal como es, y no de la idea que se ha formado en su mente. Se ha de enamorar de la persona que uno es y no de la fantasía que ha creado.


Francisco de Sales

(Si le interesa ver los capítulos anteriores, están publicados aquí:
http://buscandome.es/index.php/board,89.0.html)
Responder

Volver a “Inteligencia Emocional, Desarrollo Personal, Vivir Plenamente”




¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado